Español: Obispos abogan por restricciones a préstamos inmediatos

Editora: En los últimos años, usted ha tomado una posición pública para aplicar restricciones a prestamistas inmediatos en Austin y en nuestro estado. Díganos sobre esto.

Obispo Vásquez: Sí, el año pasado me uní a una variedad de grupos instando al municipio de la ciudad de Austin a aprobar una ordenanza municipal que limite los lugares donde los prestamistas inmediatos pueden ubicarse y cuanto dinero pueden prestar. Además, recientemente testifiqué en el Senado de Texas, representando a la Conferencia Católica de este estado y a las 15 diócesis católicas de Texas, en oposición a una propuesta de ley que fue aprobada por el Comité del Senado de Negocios y Comercio, la cual creemos que no abarcaba lo suficiente – y en algunos lugares resultaba aún peor que la ley actual — para regular los préstamos inmediatos y los que se realizan por medio del título de auto y proteger de prácticas usureras y de mayores abusos a los pobres. Afortunadamente, los esfuerzos de los obispos de Texas junto con otros defensores, para imponer restricciones razonables a la industria de préstamos inmediatos y por título de auto han sido atendidos. Una vez en el Senado, un número de enmiendas mucho más fuertes fueron agregadas a la propuesta de ley para restringir el cargo de cuotas altas y los aún más altos intereses sobre préstamos a corto plazo. En particular, la propuesta, tal como fue aprobada por el Senado, contuvo previsiones que requieren que las cuotas sean incluidas en el cálculo de la cantidad de deuda que será impuesta a los prestatarios como un porcentaje de sus ingresos; establece una taza de porcentaje anual de 36 por ciento, un término máximo de 180 días en todos los prestamos, sin refinanciamiento en préstamos de múltiples pagos y permite a las ciudades promulgar mandatos locales, como el de Austin.

Aún mejor, el Presidente del Comité del Senado de Negocios y Comercio, John Carona, aceptó las enmiendas y públicamente se comprometió a sostener esos cambios en cualquier negociación con el Congreso Estatal en su comité de conferencia.

A pesar de que la CSSB 1247, con su enmienda, no es perfecta, establece un paso firme hacia la regulación y el control de dichas prácticas predatorias. La propuesta avanza ahora a la Casa de Representantes, donde nuestros esfuerzos continuarán para enfrentar una intensa campaña bien financiada por los prestamistas instantáneos y sus grupos de cabildeo, la cual tiene el propósito de pelear contra cualquiera de dichas restricciones.

La regulación se necesita porque la explotación de los pobres está empeorando. Una proliferación de lugares de préstamos inmediatos y a través del título del auto ha inundado centros comerciales y vecindarios y somos constantemente bombardeados por comerciales de radio y televisión que prometen efectivo "fácil" y "en el mismo día" para atraer a familias desesperadas con necesidad de pagar emergencias médicas, abarrotes, renta y utilidades.

En lugar de obtener las promesas de estos préstamos fáciles a corto plazo, familias financieramente vulnerables quedan atrapadas en un círculo continuo de deudas de cargos de interés del cual no pueden escapar. Al combinarse, estos cargos e intereses, con frecuencia alcanzan tasas de porcentaje anuales (APR por sus siglas en inglés) mayores del 500 por ciento y algunas se han elevado hasta el 659 por ciento. De acuerdo con datos de la industria, los texanos pagaron más de $23 dólares por cada $100 dólares prestados a un plazo de 14 a 30 días –casi el doble del límite de $10 a $15.50 dólares por cada $100 dólares prestados que otros 17 estados exigen. En otros 15 estados – y para ciertos prestatarios militares, donde la tarifa federal militar límite es estrictamente aplicada- los préstamos inmediatos tienen como límite tasas de porcentaje anuales de 36 por ciento. En Texas, prestamistas inmediatos esquivan la protección de los límites de tasas de porcentajes de 36 por ciento ofreciendo a familias militares préstamos a plazos mayores de 90 días.

No estamos tratando de que estos negocios de préstamos salgan del mercado. Estamos únicamente tratando de regular las prácticas de quienes actúan mal. Estamos comprometidos a encontrar un proyecto de reforma significativo que mejore la situación de los prestatarios en Texas.

Editora: ¿Por qué es esto importante para la Iglesia Católica?

Obispo Vásquez: Nuestros principios cristianos básicos nos piden que protejamos y defendamos a los pobres y vulnerables. Nuestras parroquias y Caridades Católicas son testigos de los altos costos de ser pobre diariamente a través de la asistencia a familias que se ven forzadas a adquirir alarmantes deudas cuando tienen que obtener un préstamo inmediato o a través del título de su auto para poder cubrir un gasto inesperado. En las enseñanzas de nuestra fe tenemos muchas advertencias sobre la usura y la explotación de la gente. Prácticas de préstamos que de manera o no intencional se aprovechan de las circunstancias desesperadas de alguien son injustas. Las enseñanzas católicas demandan respeto hacia la dignidad de las personas, preocupación preferencial por los pobres y vulnerables y la búsqueda del bien común. Estos principios, aunados a nuestras enseñanzas sobre justicia económica, subrayan la importancia de nuestro escrutinio de las prácticas actuales de préstamos inmediatos.

Estudios muestran que mujeres pertenecientes a minorías son las más afectadas por este tipo de préstamos cuando se encuentran luchando por proveer para sus familias y también son las que más comúnmente se declaran en quiebra, son evacuadas de sus viviendas y postergan cuidados médicos por que tienen deudas con prestamistas inmediatos. Éstas son las personas por las que estamos llamados a alzar nuestras voces por que con frecuencia estas personas no tienen voz, estamos llamados a defender a los pobres y vulnerables de prácticas que minen su dignidad humana.

Editora: ¿Cuál es su oración por este proyecto de reforma de ley mientras pasa por el proceso legislativo?

Obispo Vásquez: Mi oración es porque nuestros legisladores estatales modifiquen esta ley y tomen en cuenta los testimonios dados por la Conferencia Católica de Texas, otros grupos religiosos y organizaciones de protección al consumidor. Necesitamos restricciones para los prestamistas inmediatos y aquellos que prestan dinero por título del auto. Oro porque nos enfoquemos en las necesidades de los pobres y vulnerables a través de nuestras comunidades y que permanezcamos unidos para protegerlas de ser usadas o maltratadas, especialmente cuando se trata de abusos de prestamistas inmediatos o de préstamos de autos usureros. Rezo por que la gente exprese su resolución a aumentar las restricciones a préstamos inmediatos.

Department Categorization: