Misal en español, otros textos litúrgicos aprobados por los obispos

Por Patricia Zapor 
Catholic News Service 

La primera edición estadounidense del Misal Romano en español está más cerca de estar disponible quizás el año entrante, ya que los obispos de Estados Unidos aprobaron el 12 de noviembre varios pasos hacia la adaptación del Misal Romano mexicano para su uso en este país. 
La traducción del misal tendrá los Propios de la Misa para el calendario estado-
unidense y podría ser publicado tan pronto como en el otoño del 2014. 
En otros asuntos litúrgicos, los obispos aprobaron una traducción del Orden de Confirmación y adaptaciones para el Orden de Celebración del Matrimonio después de un corto debate sobre la diferencia entre las palabras “casamiento” y “matrimonio”. 
La versión española del Misal Romano se convertirá en la única versión autorizada para uso en Estados Unidos. Actualmente, sacerdotes u obispos escogen una edición española entre cualquiera de las versiones aprobadas para uso por la conferencia episcopal de algún país. 
Antes de votar casi no hubo discusión entre los obispos sobre la aprobación del Misal Romano de México como el texto central para uso en Estados Unidos. Este fue aprobado 193 a 11 con cuatro abstenciones. Los propios que se usarán para adaptar el misal incluyen celebraciones estadounidenses tales como el 4 de Julio y Acción de Gracias, así como días festivos de santos estadounidenses y por lo menos un día de 
fiesta asociado con cada país de América Latina. 
Antes de que el inciso fuera aprobado por votación de 200 a 1 con una abstención, un poco de discusión brotó sobre cuándo usar las traducciones al español de topónimos estadounidenses en las adaptaciones al misal. 
El obispo Anthony B. Taylor de Little Rock, Arkansas, dijo que el Misal Romano parece inconsistente en cuanto a referirse a lugares estadounidenses usando nombres en español o en inglés. El obispo auxiliar Octavio Cisneros de Brooklyn, Nueva York, quien preside el subcomité de liturgia española para el comité de culto divino, explicó que algunos nombres traducidos se usan rutinariamente, como “Nueva York”, mientras que otros, como Pittsburgh, en el propio para el beato Francisco Javier Seelos, no lo son. 
La edición mexicana del Misal Romano, que será lanzada este noviembre, se basa en la versión latina del 2002 de la tercera edición típica, tradu-cción que se convirtió en la base para la versión inglesa del Misal Romano presentada para uso en Estados Unidos hace dos años. 
Con la aceptación de las adaptaciones del Misal Romano mexicano por la Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos (USCCB), estas ahora serán enviadas al Vaticano para su aprobación. Puesto que el texto principal ya fue aprobado por Roma, juntar las adaptaciones con un misal ya terminado debe ser relativamente fácil, dijo el obispo Cisneros a Catholic News Service en octubre. 
Él explicó que no hay una contraparte internacional en español del Comité Internacional de Inglés en la Liturgia, el cual supervisa las traducciones inglesas usadas mundialmente. No obstante, no todos los países de habla hispana producen su propia traducción del misal, en gran medida debido a los recursos que eso requiere, dijo el obispo Cisneros. México y España tienen cada uno el suyo propio, mientras que el de Argentina es una colaboración con Chile y otros países de la región sureña de América del Sur. El de Colombia fue un proyecto conjunto con Ecuador. 
En otros lugares las conferencias episcopales escogen uno, tal vez adaptándole propios para santos y otras ce-lebraciones nacionales. Esto es lo que la USCCB acordó hacer. Una vez que la edición estadounidense del Misal Romano esté disponible, esa será la única traducción al español aprobada para uso en Estados Unidos. 
El obispo Cisneros dijo a CNS que el Misal Romano estadounidense podría estar listo tan pronto como en el otoño del 2014. 

Department Categorization: