Caridades Católicas da la bienvenida a una nueva directora

Por Peggy Moraczewski
Corresponsal

Sara Ramírez es la nueva directora ejecutiva de Caridades Católicas del Centro de Texas (CCCTX por sus siglas en inglés). Después de solo unos meses en esta nueva posición, Ramírez imagina un futuro brillante para esta organización basada en la fe. Su meta es que Caridades Católicas se convierta en el principal recurso para pa-rroquias, y la comunidad entera, en tiempos de necesidad.
“Si en dieciocho meses la gente a través de la Diócesis de Austin no piensa en contactar a Caridades Católicas cuando necesita ayuda, que pena por mí,” dijo. 
Ramírez es originaria de Texas criada en Borger, una hora al norte de Amarillo, quien esperaba  convertirse en una psicóloga infantil algún día. Parece que su sueño de ayudar a niños enfrentando retos se extendió a ayudar a cualquier persona necesitada.
Ramírez compartió su verso favorito de la Escritura, “De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.” (Mt 25:40).
“Dios se encuentra representado en todos nosotros,” dijo Ramírez.
Más allá de su exterior amistoso y extrovertido, se encuentra una riqueza de conocimiento y una visión para el futuro de CCCTX. Después de nueve años con Caridades Católicas de Fort Worth, culminando con su posición más reciente como Vice Presidenta de Avance, Ramírez tiene un firme conocimiento sobre todas las operaciones de Caridades Católicas, incluyendo la asistencia a clientes, la administración de voluntarios y la recaudación de fondos. Su lema es “luchar por la excelencia” y claramente se siente bendecida de comenzar su ocupación en Caridades Católicas del Centro de Texas al lado de un personal apasionado que quiere ayudar a la gente.
Con contagioso entusiasmo y humilde inteligencia, Ramírez está emocionada de compartir sus planes para CCCTX. Ella ve a la organización como el brazo de servicio social de la Diócesis de Austin, y está agradecida por ambas cosas, el apoyo espiritual y financiero que provee en la actualidad la Diócesis de Austin.
“Caridades Católicas es una organización financieramente estable con diversos fondos provenientes de subvenciones federales y estatales, donaciones individuales, contribuciones corporativas y donaciones de fundaciones,” dijo. Esta base firme permite a CCCTX crecer y cambiar.
“Pedimos a todos los que entran por nuestras puertas que hagan cambios en sus vidas, así que nosotros debemos también estar dispuestos a hacer cambios y no estancarnos, o no podremos satisfacer las necesidades de la comunidad,” dijo Ramírez.
El plan de Ramírez de cinco puntos y a cinco meses incluye reforzar la infraestructura de CCCTX con adiciones estratégicas a la Mesa Gubernamental. Con muchas universidades fuertes localizadas dentro de la Diócesis de Austin, a ella le encantaría ver representación universitaria en la Mesa. En segundo lugar, le gustaría implementar un Modelo de Avance, que trabaje en hacer avanzar la misión de CCCTX con previsión para el futuro y planes para poder responder a las necesidades de nuestra comunidad. El tercer paso es implementar un Sistema de Mejoramiento del Desempeño y la Calidad al revisar políticas, procedimientos y el cuidado ofrecido actualmente.
Por ejemplo, “¿Estamos dando seguimiento a la gente después de seis meses para asegurar que siguen andando por un camino exitoso?”se preguntó Ramírez.
El punto cuarto involucra reforzar el equipo de Trabajo Social, en números tanto como en pericia. Aunque no es un requisito que un empleado sea Católico, debe alinearse con la misión moral y social de la Iglesia Católica. La meta es que “todos vean nuestros valores Católicos llevándose a cabo,” dijo. Su viaje personal la llevó al Catolicismo y Caridades Católicas jugó un rol en su conversión.
Ramírez creció atendiendo  la Iglesia Metodista. Su esposo, Ray, es un “Católico desde la cuna” que ella conoció mientras eran estudiantes en Texas Tech University en Lubbock. Se casaron poco tiempo después de graduarse. Ray cumplió un compromiso con los Marines, sirviendo en Iraq, mientras Sara obtenía una maestría en Trabajo Social en la Universidad de Texas-Arlington. Cinco años después de casarse con Ray y cuatro años después de estar trabajando en Caridades Católicas de Fort Worth, dijo, con una sonrisa en el rostro, “decidí que Dios tal vez había estado tratando de decirme algo”. Se inscribió entonces en clases de Iniciación Religiosa y nunca miró hacia atrás. 
El punto final en el plan es implementar un Modelo de Relaciones Parroquiales, con el cual, CCCTX se enfocará en construir relaciones fuertes con cada parroquia en la Diócesis de Austin. Por su parte, ella planea viajar y conocer a todos los pastores en las parroquias para entender mejor las necesidades dentro de sus comunidades individuales.
“Queremos saber qué está pasando dentro de cada comunidad parroquial, encontrar sus necesidades y cómo CCCTX puede ayudar a satisfacerlas,”dijo. La misión de Caridades Católicas dice “Gente de fe sirviendo a cualquiera en necesidad, fortaleciendo familias y promoviendo el respeto por la dignidad humana y la vida”. La misión es llevada a cabo proveyendo Alivio en Desastres, Administración de Casos en General, Información y Referencias, el Centro de Vida del Proyecto Gabriel y los Servicios Legales de Inmigración.
“Quiero que la gente necesitada piense en Caridades Católicas inmediatamente. Si no les podemos ayudar, los asistiremos hasta que encontremos una organización que sí pueda,” dijo Ramírez.
Para asistencia y mayor información, contacte CCCTX en www.ccctx.org o llame al (512) 651-6100.

Department Categorization: