Programa piloto busca ayudar a aquellos con deudas con prestamistas inmediatos

By Enedelia J. Obregón
Corresponsal

La Sociedad de St. Vincent de Paul (SVdP) en su Consejo Diocesano de Austin ha lanzado un programa piloto para ayudar a aquellos afligidos por deudas con compañías de préstamos inmediatos.
El Programa de Conversión del Préstamo Depredador comienza en febrero en cinco parroquias de la diócesis y esta limitado a aquellos cuyos préstamos son de $500 o menos, dijo Stacy Ehrlich, directora ejecutiva del Consejo Diocesano de la SVdP.
El programa fue formado bajo la recomendación del Obispo José Vásquez, quien se encuentra preocupado de que los préstamos inmediatos y sobre el título del auto, los cuales son los más usados por aquellos que no tienen acceso a crédito, lastiman a las familias.
Cerca del 70 por ciento de los préstamos inmediatos otorgados en Texas son por $500 o menos, dijo Amelia Erickson, directora asociada de desarrollo del Consejo.
El préstamo inmediato promedio en Texas es de $300 pero requiere $840 para ser pagado, un dato preocupante que causó que el Obispo Vásquez abogara por este hecho ante el Consejo de la Ciudad de Austin y en la Legislatura de Texas con el propósito de cerrar huecos en las leyes que permiten la existencia de estas prácticas prestamistas depredadoras.
La mayoría de los préstamos son a corto plazo – de dos a tres semanas. Pero además de los cargos por interés, se suman cargos de financiamiento y cuotas de apertura. Aquellos que no 
pueden pagar el préstamo original y la cuota de apertura, el interés y otros cargos al final del plazo para pagar, tendrán que tener el préstamo “transferido” (“rolled over” en inglés), lo que quiere decir que un nuevo préstamo con más cargos de financiamiento y cuotas de apertura será generado.
Cuando esto sucede múltiples veces, la gente comienza a sofocarse bajo el peso de lo que originalmente era un pequeño préstamo.
El Obispo Vásquez dijo en la sección de la Entrevista del Obispo del Catholic Spirit de Mayo de 2013 que una regulación es necesaria por que la explotación de los pobres está empeorando. Una proliferación de locales de préstamos inme-diatos y por el título de auto han inundado centros comerciales y vecindarios y somos bombardeados  por la radio y la televisión con comerciales que prometen efectivo “fácil” y “en el mismo día” para atraer a familias desesperadas necesitadas de ayuda para pagar emergencias médicas, abarrotes, la renta o las utilidades.
“En lugar de obtener los prometidos préstamos  fáciles y a corto plazo, las familias financieramente vulnerables quedan atrapadas en un continuo ciclo de deuda, cuotas e intereses del cual no pueden escapar,” dijo el Obispo. 
Barbara Budde, directora diocesana de asuntos sociales dijo que los préstamos predatorios han atrapado a demasiadas familias e individuos en un ciclo amargo de deuda que puede aplastar la esperanza y el espíritu humano.
“Sé que el Obispo Vásquez se encuentra ansioso de ver alternativas al préstamo depredador disponibles para la comunidad, como este programa de la Sociedad de St. Vincent de Paul,” dijo.
Bajo el programa, aquellos préstamos depredadores no serán pagados por la SVdP pero serán convertidos en un préstamo compartido-seguro de la cooperativa de crédito con una tasa de porcentaje anual de menos del 5 por ciento.
SVdP no es el prestamista, es el garante de los préstamos; ellos se encuentran reuniendo fondos para servir como colaterales o garantizadores del préstamo. Parte del dinero que financiará el Programa de Conversión del Préstamo viene de una subvención de $30,000 a dos años proveniente de la Fundación Texana de la Educación Financiera – una iniciativa 
legislativa. La Sociedad ha logrado juntar ya  $13,500 como capital inicial donado por grupos de la SVdP para cubrir gastos de inicio.
Ehrlich dijo que la meta de la sociedad es juntar $176,000 dentro de los próximos dos años para fondos iniciales de préstamos.
Los fondos donados exis-tirán a perpetuidad: la misma cantidad de $500 será prestada repetidamente, ayudando así a numerosas familias. Cuando los préstamos sean pagados y donaciones adicionales sean recibidas para el programa, el programa  podrá expandirse. Erickson dijo que $176,000 permitirán a la Sociedad firmar conjuntamente y manejar más de 700 préstamos a lo largo de dos años.
Bajo el programa, gente que desee convertir su préstamo predatorio debe tener un número de Seguro Social (originalmente requerido por prestamistas inmediatos y el Acto Patriota de Estados Unidos para abrir una cuenta en una institución financiera) y el saldo de su préstamo debe ser 100 por ciento o más del préstamo original. Deben también ser patrocinados por una conferencia de la SVdP a nivel parroquial. Los plazos para pagar con un préstamo convertido serán de 6 a 12 meses.
“Seis meses es el tiempo mínimo requerido para construir buen crédito,“ Ehrlich dijo. “Queremos ayudar a la gente a construir su buen crédito”.
Los clientes deben también asistir a una clase de 90 minutos de educación financiera y hacer un compromiso por escrito de no sacar ningún préstamo predatorio adicional.
Vicentianos, como son llamados los voluntarios de la SVdP, proveen comida de emergencia, transportación y asistencia financiera a cualquier persona – Católica o no-dentro de los límites de su parroquia. Existen 40 conferencias – como cada parroquia es llamada dentro de la Diócesis de Austin.
Al convertir préstamos inmediatos – una gran fuente de presión – pueden ser mejores administradores de fondos que cuando SVdP paga rentas repetidamente.
Erickson dijo que los préstamos predatorios son una industria que genera $3 billones al año en Texas. La gente que usa los servicios de las compañías de préstamos inmediatos y  por el título del auto, con frecuencia no califican para crédito bancario y deben, entonces, acudir a dichos prestamistas.

Department Categorization: