La diócesis se prepara para el futuro con un nuevo plan

Por Charlene O’Connell
Columnista Invitada

La Diócesis de Austin ha comenzado el proceso de desarrollar un nuevo Plan Pastoral que servirá como mapa carretero para el futuro y que se construirá basado en los éxitos del pasado. Mientras que el comité de empleados diocesanos y voluntarios ha comenzado este proceso, hemos orado la “Oración para el Desarrollo del Plan Pastoral”. Por lo tanto, ofrezco más información acerca del Plan Pastoral con la ayuda de esta bella oración.
Dios bueno y lleno de gracia ¡todo lo que tenemos viene de ti y te alabamos!
Estamos en verdad agradecidos por haber completado re-cientemente “Viviendo Nuestro Legado: Comunidades Centradas en Cristo” en 2013. Muchos de los objetivos y metas de ese plan fueron tomadas en cuenta e integradas en el trabajo de las oficinas diocesanas. Al haber completado ese plan, nosotros ahora, como iglesia, tomamos tiempo para reflexionar y evaluar dónde hemos estado y hacia donde vamos. Por lo tanto, ¡también nos damos tiempo de dar gracias y alabar a Dios!
Hemos comenzado una nueva etapa en la Diócesis de Austin y pedimos tu guía y sabiduría mientras discernimos tu voluntad para el futuro.
El proceso de planeación pastoral es un tiempo para reunirnos en oración y apoyo mientras nos embarcamos en este viaje para crear una nueva visión para la Diócesis de Austin. Sabemos que la cara demográfica de nuestra diócesis está cambiando rápida-mente. Más gente se está mudando hacia el área del Centro de Texas y nosotros tenemos el reto de cubrir las necesidades de la gente. Los cambios demográficos del Centro de Texas tendrán un tremendo impacto en el futuro de nuestra diócesis y la Iglesia Católica. Este nuevo plan pastoral nos permitirá orar y reflexionar sobre nuestro futuro y cómo la diócesis y sus parroquias y escuelas pueden tener el más grande impacto en la vida de las personas y en la comunidad.
Derrama tu Espíritu Santo sobre los corazones de tu gente y sus ministerios.
En el Centro de Texas somos parte de una Iglesia Católica global, universal. El Papa Francisco ha cautivado la imaginación del mundo de maneras emocionantes e inspiradoras. Ahora es el tiempo de ayudar a los Católicos a enfrentar los retos que el Papa Francisco ha puesto ante nosotros: crear una cultura de encuentro; salir a la periferia; conocer las necesidades de los marginados; enfocarnos en el gozo del Evangelio y en la persona de Jesucristo; y ser una iglesia de misericordia y compasión.
Que el gozo del Evangelio transforme nuestras mentes para que veamos nuevas posibilidades y seamos visio-narios proféticos.
El Papa Francisco nos invita a unirnos a él al salir a buscar a otros para traerlos a la luz y al gozo de nuestra fe en Cristo. Siguiendo su ejemplo, tenemos una oportunidad de ser Católicos llenos de un gran entusiasmo por nuestra fe. El Evangelio está lleno de gozo; que nuestros corazones estén tan llenos de ese gozo de manera que libremente compartamos el amor de Cristo con otros.
Danos la intuición que necesitamos para fortalecer nuestra Iglesia. Para que siempre seamos un signo de fe, esperanza y caridad, un refugio donde todos sean bienvenidos en el nombre de Jesús.
Estamos llamados a ser Católicos que invitan a toda la gente, sin importar sus antecedentes sociales o culturales, a escuchar el mensaje de gozo y compasión del Señor. Y les damos la bienvenida al unírsenos en la totalidad de la fe Católica. Debemos continuar fomentando y viviendo los valores del Evangelio en nuestras comunidades, promoviendo la dignidad de la persona humana, la importancia de la familia y el bien común de nuestra sociedad de manera de que siempre seamos transformados por Jesucristo ¿Dónde estamos ahora? ¿Qué nos traerá el futuro? ¿Cómo nos convertimos en una iglesia de gozo, compasión y misericordia-una iglesia de fe vibrante, culto edificante y fuerte testimonio? Estas preguntas están en el corazón de nuestra reflexión para el desarrollo de un nuevo Plan Pastoral.
Que siempre seamos buenos administradores de tus muchos dones, sirviendo a los marginados y viviendo como verdaderos discípulos. Que los frutos de nuestro plan pastoral sustenten a los pobres, den esperanza a los enfermos, conforten a los que sufren, provean de fuerza a la familia, nos inspiren a la acción, den la bienvenida a nuestros hermanos y hermanas distantes y al hacerlo, te den una mayor gloria.
Para ser exitosos necesitamos la participación, la opinión y la sabiduría de la gente a lo largo de nuestra diócesis. Us-tedes son clave para el desarrollo del plan y ustedes juegan un rol crítico en el proceso. Durante enero y febrero, se llevaron a cabo sesiones para escuchar en las cuales los asistentes nos ayudaron a identificar elementos clave que necesitan nuestra atención en nuestra diócesis. Muchos de los grupo citaron preocupaciones sobre el cambio estructural de la familia y la necesidad de los adultos Católicos de conocer más sobre su fe para poder compartirla con otros. Los participantes nombraron tres deseos para sus comunidades parroquiales para ayudar a la gente a nutrir y profundizar en su fe Católica. Muchos grupos pusieron énfasis en sus preocupaciones por los jóvenes y los adultos jóvenes y cómo pueden ser mayormente incluidos en la vida parroquial.
A través de la intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, y la protección de San José, que discernamos e implementemos aquello que sea mejor para nuestra Iglesia diocesana y para todos los fieles del Centro de Texas.
Un comité directivo para el Plan Pastoral ha sido formado por gente de alrededor de la diócesis y en los próximos meses comenzarán a revisar todos los datos que han sido recogidos. La próxima fase para el desarrollo del Plan Pastoral es en el que tantos Católicos como sea posible completarán una encuesta disponible en el sitio web diocesano en www.austindiocese.org. Esta encuesta le brinda la más grande oportunidad para hacer escuchar su voz. 
Un aspecto del proceso del cuestionario que es muy importante es el escuchar algo de Católicos que ya no son parte de nuestras comunidades de fe. Si usted sabe de alguien que no es parte de una parroquia, por favor invítelos a completar la encuesta para que su experiencia y sabiduría sea incluida en el proceso de discernimiento. Continúe revisando el Catholic Spirit, el sito web diocesano y la página de Facebook para encontrar actualizaciones e información sobre el nuevo Plan Pastoral para la diócesis.
Calma nuestros temores, únenos como iglesia, para que seamos de una mente y un espíritu, trabajando con gozo por el crecimiento de tu Reino. Oramos todo esto en el nombre de Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.
El Obispo Vásquez invita a los fieles a tomar parte en este viaje para profundizar y nutrir nuestra fe, nuestra relación con Cristo, nuestro culto y nuestro testimonio. Por favor oren por el éxito del Plan Pastoral y de todos aquellos involucrados en la preparación del futuro de la Diócesis de Austin.

Department Categorization: