Español: Obispo aboga por los migrantes

Por David Agren 
Catholic News Service 

Las Conferencias Episcopales de cinco países hicieron un llamado a los Católicos, a los políticos y a la sociedad en general para que se atiendan los factores que causan un flujo de menores que salen de Centroamérica sin tutela y para que se les ayude en su peregrinación por México y a su llegada a la frontera de Estados Unidos. 
“Las conferencias episcopales y miembros activos reiteraron la urgencia de que se respete la dignidad humana de los inmigrantes indocumentados, de que se fortalezcan las instituciones gubernamentales, atacando firmemente la 
reprehensible actividad de grupos ilegales y la de los dedicados al crimen ... y de que se realicen inversiones de capital en Centroamérica,” afirmaron las conferencias episcopales de El Salvador, Honduras, Guatemala, México y los Estados Unidos, en una declaración del 10 de julio. 
“Les hacemos un llamado a los dirigentes de negocios, especialmente a los Católicos, para que se realicen inversiones de capital y se contribuya a la promoción de la justicia y la igualdad. Y exhortamos a los padres y madres de familia a que no expongan a sus hijos a los riesgos de una travesía peligrosa rumbo a México y a los Estados Unidos ...” 
La llegada de tan numerosos grupos de menores que se aparecen sin tutela, tras cruzar la frontera, ha colmado la capacidad de las agencias de los Estados Unidos, que no estaban preparadas para tal flujo. El personal de Aduanas de los Estados Unidos y de la Patrulla Fronteriza ha detenido a más de 57,000 menores sin tutela desde que se inició el año fiscal el 1º de octubre, cifra que en comparación dobla la del año pasado y cuadriplica la de 2012. 
La mayor parte de esos menores proceden de Guatemala, El Salvador y Honduras, en donde la pobreza y la violencia de pandillas han desatado tal flujo. Honduras, por ejemplo, tiene una tasa de homicidios de 90 por cada 100,000 habitantes. Otro factor que ha causado tal ola humana ha sido los rumores esparcidos, según se informa, por contrabandistas cuya mercancía son personas y que han hecho correr la voz de que se les permitirá a los menores que traspongan la frontera de los Estados Unidos a que permanezcan en este país. 
“Estos menores abandonan su respectivo país, empujados por la miseria, la violencia o por el deseo de 
reunirse con sus respectivos padres o familiares, que los han precedido en la emigración, para después exponerse a toda clase de privaciones y riesgos y que en la actualidad están sujetos a una terrible crisis humanitaria,” se decía en el documento, firmado por personas tales como el cardenal Óscar Rodríguez Maradiaga de Tegucigalpa, presidente de la Conferencia Episcopal Hondureña, y por el obispo auxiliar Eusebio L. Elizondo de Seattle, presidente del comité de inmigración de los obispos de los Estados Unidos. 

Department Categorization: