Español: El Papa Francisco discute el tema de la libertad religiosa

Por Catholic News Service 

En la verdadera libertad religiosa se incluye la libertad de vivir conforme los valores que nos enseña la propia fe, dijo el Papa Francisco. 
“La libertad religiosa no es solamente un asunto de pensamiento o devoción privada,” dijo el papa el 20 de junio. “Es la libertad de vivir, tanto privada como públicamente, de acuerdo con los principios éticos que son una consecuencia de la verdad encontrada”. 
El papa dirigió la palabra ante una reunión de organizadores, oradores y otros participantes en una conferencia en Roma, titulada Libertad Religiosa Internacional y Desacuerdo Mundial de Valores, que fue organizada por los centros de Derecho y Religión, por el departamento de Derecho Internacional y Comparado de la Universidad de San Juan en Nueva York, más el departamento de Derecho de la Universidad LUMSA de Roma. 
El Papa Francisco dijo que el asegurar el derecho de la gente de vivir conforme a sus valores religiosos se dificulta más y más en el mundo mo-derno “en donde un pensa-miento débil, que es una enfermedad, rebaja los niveles éticos en general y, en nombre de una tolerancia falsamente entendida, se termina persiguiendo a aquellos que defienden la verdad sobre la persona humana y sus consecuencias éticas”. 
Una parte natural del ser humano, dijo, es buscar la verdad acerca sobre el origen y último destino de nuestra vida, nuestra conexión con el cosmos y nuestro lugar en la historia. 
“En la mente humana y en el corazón se presentan preguntas y pensamientos que no se pueden reprimir ni sofocar” pues suceden naturalmente, dijo. 
La libertad religiosa es “un derecho fundamental de la persona humana” y el reconocimiento de la dignidad de la capacidad humana “para buscar la verdad y adherirse a ella,” dijo el papa. 
El dereho nacional e internacional y las organizaciones mundiales deben “reconocer, garantizar y proteger la libertad religiosa,” dijo el papa. La 
libertad religiosa es “un indicador de una democracia saludable y una de las fuentes principales de la legitimidad de una nación”. 
Como lo ha dicho con frecuencia, el Papa Francisco les dijo a los participantes de la conferencia que es “incomprensible y preocupante” que a pesar de que aumenten las apelaciones sobre derechos humanos, “persiste la discriminación y las restricciones de derechos en base solamente a la pertenencia y a la profesión de alguna fe”. 
“Es inaceptable que las persecuciones reales, e incluso guerras, continúen en el mundo debido a la afiliación religiosa,” dijo. 
El Papa Francisco dijo que “siente un gran pesar al darse cuenta de que los cristianos en todo el mundo son los que sufren la mayor parte de esta discriminación. La persecución de cristianos hoy en día es mayor de lo que fue en los primeros siglos de existencia de la iglesia y existen más cristianos mártires hoy en día de los que había en esa época”. 

Department Categorization: