Entrevista: Llamado Para Los Servicios Católicos: Un Gozo Compartido

Editora: La Diócesis de Austin lanzará el Llamado Para Los Servicios Católicos Anual a principios de noviembre. Por favor, díganos sobre el Llamado Para Los Servicios Católicos ¿Cómo es diferente de otras colectas especiales recogidas en las parroquias?
Obispo Vásquez: El Llamado Para Los Servicios Católicos (CSA por sus siglas en inglés) es un llamado a lo largo de la diócesis para recabar fondos para los ministerios y servicios que otorgamos dentro de la Diócesis de Austin. Somos bendecidos al tener muchos ministerios que proveen para las necesidades religiosas, espirituales y humanas de las personas a lo largo de la diócesis. A través del CSA, sustentamos la educación religiosa, las Escuelas Católicas, la formación ministerial, la formación de seminaristas y las iniciativas por la vida, la paz y la justicia.
Un ejemplo del impacto del CSA se encuentra en la formación de nuestros seminaristas. Actualmente tenemos 47 hombres en formación y cada año, a través de generosas donaciones de nuestra gente al CSA, la diócesis es capaz de solventar completamente la educación de nuestros futuros sacerdotes. El CSA también nos ayuda a cuidar de nuestros sacerdotes retirados, asegurando que tengan un lugar al que pueden llamar hogar y que sus necesidades médicas sean satisfechas después del retiro. Muchos otros ministerios son asistidos por el CSA, tales como Caridades Católicas del Centro de Texas, que cada día alcanza a la gente necesitada a través de los Centros de Vida del Proyecto Gabriel, Servicios Legales de Inmigración y el alivio durante desastres.
Nuestra diócesis es una de las diócesis que crecen con más velocidad en nuestro país, con más de 70 personas mudándose a Austin cada día. Para que podamos servir a tanta gente, tenemos que pedir a todos los Católicos que contribuyan a este llamado. Necesitamos que todos nosotros contribuyamos de manera que podamos cuidar las crecientes necesidades a lo largo de nuestra diócesis, la cual cubre 25 condados en el Centro de Texas, desde el norte de Waco hasta San Marcos y de College Station a Mason.
Editora: El tema del CSA de este año es “Un Gozo Compartido”. ¿Cuál fue la inspiración para este tema?
Obispo Vásquez: El tema está basado en Marcos 16:15, “Vayan por todo el mundo y proclamen el Evangelio a toda criatura”. Como Católicos estamos llamados a salir a los confines del mundo y proclamar la Buena Nueva de Jesucristo. Por nuestro bautismo, estamos invitados a compartir en la misión que Jesús mismo llevó a cabo la cual es ir al mundo y proclamar el amor de Dios con gozo y compasión. A través del Llamado Para Los Servicios Católicos, podemos ayudar a niños, adultos, ministros, diáconos, etc. a compartir la Buena Nueva con otros.
“Un Gozo Compartido” también nace de la exhortación apostólica de nuestro Santo Padre, el Papa Francisco, “El Gozo del Evangelio”.
“La Iglesia en salida es la comunidad de discípulos misioneros que primerean, que se involucran, que acompañan, que fructifican y festejan. «Primerear»: sepan disculpar este neologismo. La comunidad evangelizadora experimenta que el Señor tomó la iniciativa, la ha primereado en el amor (cf. 1 Jn 4,10); y, por eso, ella sabe adelantarse, tomar la iniciativa sin miedo, salir al encuentro, buscar a los lejanos y llegar a los cruces de los caminos para invitar a los excluidos. Vive un deseo inagotable de brindar misericordia, fruto de haber experimentado la infinita misericordia del Padre,” escribe el Papa en “El Gozo del Evangelio”.
El Santo Padre ha reiterado muchas veces que como Cristianos debemos ser gente llena de gozo porque hemos encontrado al Cristo viviente. Y nuestro encuentro con Cristo, nos lleva a compartir su amor con otros. El gozo que es compartido viene del mismo corazón y esencia de quienes somos y de la misión de la iglesia.
“Los Cristianos deben proclamar el Evangelio sin excluir a nadie. En lugar de parecer imponer nuevas obligaciones, deben aparecer como gente que desea compartir su gozo, quienes señalan hacia un horizonte de belleza y quienes invitan a otros a un banquete delicioso. No es por proselitismo que la Iglesia crece, sino por atracción,” escribe el Papa Francisco en “El Gozo del Evangelio”.

Editora: ¿Cómo nos da el Llamado Para Los Servicios Católicos una oportunidad para compartir el gozo del Evangelio?
Obispo Vásquez:
Antes que nada, provee a todos los Católicos de una manera de contribuir financieramente. Como Cristianos Católicos, creemos que todo lo que tenemos, todo lo que somos y todo en lo que nos convertiremos es un regalo de Dios. Como administradores de esos regalos, estamos llamados a regresar una porción de nuestro tiempo, talento y valores en agradecimiento por la gran bondad de Dios. Dar al CSA es una pequeña manera de darnos cuenta de cómo hemos sido bendecidos y entonces, tomar una porción de nuestras bendiciones y compartirla con otros.
El Llamado Para Los Servicios Católicos es una expresión de solidaridad con otros. A través de nuestras donaciones y apoyo en oración al CSA, nos unimos con nuestros hermanos y hermanas con un lazo de servicio y amor. El Llamado Para Los Servicios Católicos nos da la oportunidad de ver más allá de las necesidades inmediatas de nuestras parroquias ho-gares, para ver las necesidades presentes en la comunidad más allá.
También es importante recordar que si no podemos donar financieramente ahora, podemos comprome-ternos a orar por las necesidades de nuestra iglesia de una manera regular. Tal como escuchamos en 1 Tesalonicenses 5:16-18, “Regocíjense siempre. Oren sin cesar. En toda circunstancia den gracias, por que esta es la voluntad de Dios para ustedes en Cristo Jesús”.

Editora: Usted ha mencionado lo importante que es el Llamado Para Los Servicios Católicos en el nivel diocesano ¿Puede explicar cómo afecta a las parroquias locales?
Obispo Vásquez:
Lo que ha-cemos aquí en la Diócesis de Austin es intentar servir  a las necesidades de toda la gente en la diócesis. La prioridad de nuestro personal es servir a las parroquias y escuelas. Tenemos en nuestro equipo de trabajo, personal que trabaja con, y entrena a ministros juveniles, catequistas, ministerios universitarios, ministerios para encarcelados, ministerios sociales parroquiales, líderes de culto divino y miembros del clero que trabajan en nuestras parroquias. Buscamos ayudar a los líderes de nuestras parroquias a ser más efectivos en todo lo que hacen. Trabajamos con sacerdotes, diáconos y ministerios laicos para ayudarlos a compartir el gozo de Cristo con otros.

Editora: ¿Cuál es su oración para el CSA?
Obispo Vásquez:
Mi oración es que nosotros los fieles Católicos de la Diócesis de Austin experimentaremos el gozo de compartir a través de nuestra participación en el Llamado Para Los Servicios Católicos. Que veamos que realmente estamos construyendo el Reino de Dios mientras compartimos nuestro gozo con otros.

Department Categorization: