Fortaleciendo una Cultura de Vocaciones en nuestra diócesis

Por Mary P. Walker
Corresponsal

La Semana Nacional de la Concientización sobre las Vocaciones se celebró del 2 al 8 de noviembre. Durante esa semana y a lo largo del año, las parroquias son invitadas a enfocarse en crear una “cultura de vocaciones” para el sacerdocio, el diaconado y la vida consagrada.
“Una cultura de vocaciones es aquella que provee el apoyo necesario a otros para que escuchen y respondan al llamado de Dios en sus vidas,“ dijo el Obispo Michael Burbidge de Raleigh, Carolina del Norte, presidente del Comité para el Clero, la Vida Consagrada y las Vocaciones de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB por sus siglas en inglés).
¿Qué tan bien se encuentra la diócesis de Austin fomentando esta cultura de las vocaciones? El Padre Jonathan Raia, director de Vocaciones diocesano, piensa que hemos dado pasos grandes. En la actualidad, 46 seminaristas se encuentran preparándose para convertirse en sacerdotes diocesanos, incluidos 13 que comenzaron el proceso que dura entre siete y nueve años este otoño. Todos los nuevos seminaristas vienen de lugares dentro de la diócesis.
Dado que algunos semina-ristas puede que se den cuenta más adelanta de que Dios no los está llamando al sacerdocio, el Padre Raia no puede estimar el número de ordenaciones más allá de unos cuantos años. Para los próximos cinco años, él espera que un promedio de cinco sacerdotes sean ordenados, seis en el 2015 y 2016.
Un importante área de preocupación en los Estados Unidos y en nuestra diócesis es que el número de sacerdotes de origen hispano es bajo comparado con la población de Católicos hispanos. El Padre Raia se encuentra complacido de que cinco de los nuevos seminaristas tienen antecedentes hispanos y cuatro son bilingües.
“Estamos muy agradecidos por los hombres generosos que han venido a nuestra diócesis desde otros países, pero realmente necesitamos trabajar en fomentar una cultura de vocaciones entre nuestra comunidad hispana aquí, de manera que más hombres jóvenes surjan y reciban el apoyo de su familia para que sirvan como sacerdotes,” dijo el Padre Raia.
Además de los seminaristas diocesanos, hay también 24 hombres y 21 mujeres en formación para la vida religiosa, incluidos cuatro hombres y tres mujeres que entraron a la formación este año. En el último año, cuatro hombres fueron ordenados sacerdotes en sus órdenes religiosas y cuatro mujeres profesaron sus votos finales.
Mientras que los “números” indican que nuestra diócesis se encuentra ya en el camino de crear una cultura de vocaciones, siempre hay algo más que hacer, dijo el Padre Raia. En tal cultura, sería “normal” para hombres y mujeres jóvenes considerar el sacerdocio y la vida religiosa mientras que oran y piensan sobre su futuro. Todos los padres orarían por que sus hijos discernieran la voluntad de Dios y los ayudarían si quisie-ran explorar la posibilidad de una vocación religiosa. Todas las parroquias orarían regularmente y públicamente por que Dios elevara a los hombres y mujeres jóvenes dentro de su parroquia para servir a la iglesia como sacerdotes o religiosas consagradas.
Una manera de fomentar esto es a través de la St. Theresa Vocation Society ( Sociedad Vocacional de Santa Teresa). Por que ella –Santa Teresa- oró fervientemente por los sacerdotes y misioneros. Santa Teresa de Lisieux es la santa patrona de las vocaciones. 
A través de la sociedad, estamos invitados a unirnos a ella en oración. Los compromisos de oración de los miembros son simples, y centrados en la oración y en el ofrecer los sufrimientos por las vocaciones, los sacerdotes y los religiosos. Para los niños de primaria, existe la Junior Society, la cual es un gran recurso para preparar a los niños para su primera comunión. Muchos sacerdotes y religiosas han reportado que la primera vez que escucharon algo sobre la sociedad, fue durante esa época de su vida. Después de recibir la Eucaristía, los niños se comprometen a orar por los sacerdotes y religiosas y piden a Jesús que los ayude a ellos y a sus compañeros de clase a descubrir la voluntad de Dios para sus vidas.
La acción acompaña la oración en una cultura de vocaciones. Cuando una persona joven demuestra las cualidades de un buen sacerdote, hermano o hermana, podemos directamente animar a esa persona a considerar el sacerdocio o la vida religiosa.
“El número tres parece ser crítico en hacer una diferencia en la vida de alguien que se encuentra contemplando una vocación,” dijo el Padre Shawn McKnight, director ejecutivo de Vocaciones, Vida Consagrada y Clero del USCCB. “Cuando tres o más personas animan a alguien a considerar una vocación religiosa, es más posible que él o ella tome pasos serios para responder al llamado”.
El Padre Raia nos pide pensar en hombres y mujeres que son devotas, generosas, con gozo y personalidades atractivas.
“Escoja el momento justo, y dígales las cualidades que usted ha visto. Pídales conside-rar si Dios los está llamando. No los presione, sólo invítelos. Se sorprenderá de cómo Dios usará esto para arrastrar el corazón de la persona,” dijo el Padre Raia.
El nuevo seminarista 
Callan Sweeney de la Parroquia de Emaús en Lakeway dijo, “Estaba en la preparatoria cuando un adulto joven con quien fui voluntario en nuestro grupo juvenil me preguntó por primera vez si había alguna vez considerado el convertirme en un sacerdote. Lo gracioso es que, honestamente, nunca me había cruzado por la mente”.
Un amigo del seminarista de cuarto año Paul-Michael Piega del Centro Católico St. Mary en College Station sugirió que Dios lo había bendecido con las cualidades que lo hacen un buen sacerdote.
“Escuchar a otros hablar sobre tus dones es una experiencia completamente rea-firmante. Muchas veces una persona no puede ver honestamente lo que él o ella puede hacer en una situación dada, pero si alguien lo nota, adquie-re un sentido más completo de los rasgos que realmente posee,” dijo.
Esperando con ansias el ser ordenado sacerdote en junio, el Diácono Hai Nguyen de la Pa-rroquia de St. William en Round Rock cree que aquellos que lo animaron estuvieron coope-rando con el Espíritu Santo.
“Les estoy tan agradecido, y estoy muy agradecido con Dios por su gracia para ayudarme a aceptar su amor y misericordia para responder y discernir su llamado,” dijo el Diácono Nguyen.
Información sobre la St. Therese Society y otros recursos familiares y parroquiales vocacionales están disponibles en línea, en toda parroquia y a través de la Oficina de Vocaciones diocesana. Para mayor información, escriba un correo electrónico a vocations@austindiocese.org, llame al (512) 949-2430 o visite www.austinvocation.com.

Eventos próximos

  •  Cenas de Discernimiento para hombres preparatorianos se llevan a cabo el primer Miércoles de cada mes a las 7 p.m. en la rectoría de la Parroquia de St. William ubicada en 1105 Deer Run en Round Rock.
  •  Cenas de Discernimiento para hombres de 18 años en adelante se llevan a cabo el segundo miércoles de cada mes a las 7 p.m. en la Casa de Discernimiento de San Carlos Borromeo ubicada en 905 B, Duncan Lane en Austin.
  •  El Retiro para hombres Corazón de Jesús, para hombres de 18 años en adelante se llevará a cabo de diciembre 19 a 21 en el Centro Católico de Retiros Cedarbrake en Belton.
  •  El Proyecto Andrés para hombres de 16 a 45 años se llevará a cabo el 14 de febrero a las 10 a.m. en la Catedral de St. Mary en Austin.
  •  El Proyecto Miriam para mujeres de edades de 16 a 45 años se llevará a cabo el 21 de febrero a las 10 a.m. en la Catedral de St. Mary en Austin.
  •  El Retiro de Discernimiento Corazón de María, para mujeres de 18 años en adelante se llevará a cabo los días 24 a 26 de abril en el Centro Católico de Retiros Cedarbrake en Belton.
  •  La próxima ordenación al Sacerdocio se llevará a cabo el 6 de junio a las 10:30 a.m. en la Parroquia de St. William en Round Rock.
  •  El Retiro para hombres preparatorianos Quo Vadis se llevará a cabo del 27 al 28 de junio en la Parroquia de St. Thomas More en Austin.
  •  La próxima ordenación al Diaconado Transicional se llevará a cabo el 11 de julio a las 10:30 a.m. en la Parroquia de St. Vincent de Paul en Austin.

Para mayor información sobre todos estos eventos, visite www.austinvocations.com o llame al (512) 949-2430.