Parroquianos en Moody trabajan juntos para apoyar una misión

Por el Padre Tom Frank
Columnista

A lo largo de los 12 años previos a la fundación de la Misión de Nuestra Señora de San Juan en Moody, niños de todo el área fueron catequizados y preparados para los sacramentos por voluntarios dedicados. Moody se ubica en el condado McLennan y cuenta con una población de alrededor de 1,300 personas. Con apoyo principalmente de los sacerdotes en Belton, que se encuentra aproximadamente a 20 millas al sur de Moody, los voluntarios también evangelizaron nuevas familias que llegaban al área desde México.
El Día de las Madres, 10 de mayo de 1991, la misión fue establecida y se le dio el nombre de Nuestra Señora de San Juan, en recuerdo a la iglesia original con este nombre en el estado de Jalisco, México. La misión compró un edificio a la iglesia Pentecostal por $40,000, y agregó un patio cubierto y varios santuarios al aire libre, todo lo cual fue logrado con la habilidad de los parroquianos. Los voluntarios hicieron lo mismo con el interior del edificio, convirtiéndolo en varios salones de clases pequeños, una cocina, un área de comedor/reunión y un adorable espacio de culto.
Una estatua de Nuestra Señora de San Juan fue comprada en Nuevo Laredo y miembros confeccionaron vestidos de colores litúrgicos para la estatua. Cuando celebré la Misa de Vigilia bilingüe de las 6 de la tarde  durante el primer fin de semana de Adviento,  la estatua estaba vestida de un elegante morado. Esa misma noche, algunos miembros estaban practicando una obra de teatro sobre las apariciones de Nuestra Señora de Guadalupe a San Juan Diego, y otros jóvenes estaban aprendiendo danzas indígenas de México.
Alrededor de 30 familias del área son miembros regulares de la misión, todas con raíces en varias partes de México. Clases de inglés como segunda lengua y asistencia de migración son ofrecidas a lo largo del año además de las clases continuas de educación religiosa. Los voluntarios también cuidan del interior y exterior de la misión.
Dos festivales cada año sirven para reunir a aquellos que se han ido a vivir lejos y también proveen de fondos suficientes para que la misión trabaje por todo el año. La principal esperanza expresada por los miembros es que más gente aprenda sobre esta joya y se una al ministerio.
La fiesta de Nuestra Señora de San Juan es el 15 de agosto. El Día de las Madres del 2016 marcará el 25to. aniversario de la misión, la cual se encuentra actualmente bajo el cuidado de la Parroquia de St. Eugene en McGregor, aproximadamente a 8 millas. 
Para mayor información sobre Nuestra Señora de San Juan, llame al (254) 640-2483.