Oficina diocesana cambia su enfoque hacia la evangelización

Por Peggy Moraczewski
Corresponsal

El año pasado una muestra de gente de la Diócesis de Austin comenzó la tarea de desarrollar un nuevo plan pastoral para la diócesis. Los parroquianos contestaron encuestas, las cuales fueron usadas en este proceso y, opiniones fueron recibidas del clero, religiosos y laicos, y después de muchas reuniones y oraciones, un Plan Pastoral había sido creado. Ahora, la diócesis de Austin está avanzando, de la formulación de este plan, hacia su implementación.
Una porción de la responsabilidad de la implemen-tación pertenece a la Oficina diocesana de Evangelización y Catequesis, donde la nueva directora, Sharon Perkins, se une a los directores asociados, Gustavo Rodríguez y Phi Le, y también a la asistente administrativa, Carolyn Martínez. Previamente dicha oficina fue la Oficina de Educación y Formación Religiosa, pero ha sido renombrada para apuntar su enfoque hacia la Nueva Evangelización.
El término evangelización no es fácilmente entendido por muchos Católicos, dijo Perkins. Significa ayudar a gente a desarrollar una relación íntima con el Señor. La Catequesis (educación religiosa), tal como es vista a través de la lente de la evangelización, construye sobre este encuentro inicial, profundiza en él y lo hace madurar, por último, en la persona adulta. La Nueva Evangelización, acuñada primero por San Juan Pablo II en la mitad de los años ochentas, invita a cada Católico a renovar su relación con Jesucristo y su iglesia.
“El Plan Pastoral diocesano hace la pregunta de cómo podemos compartir la Buena Nueva de Jesucristo de una manera fresca que invite, que forme comunidad, y que más intencionalmente alcance a las personas y lugares que no se han alcanzado en el pasado,” dijo Perkins. Con este fin, el personal de la Oficina de Evangelización y Catequesis se encuentra discerniendo sus más urgentes prioridades y cómo ayudar a cumplir el Plan Pastoral, mientras, simultáneamente, amplía el impacto de programas actuales, en colaboración con otras oficinas de la diócesis.
El actual currículum para la certificación catequista, construido sobre el trabajo de muchos años de diseño y pruebas de campo, continua-rá expandiendo su alcance y efectividad. La oficina planea proveer de aún más herramientas para el entrenamiento de catequistas, especialmente en áreas periféricas. No sólo catequistas están invitados a estos entrenamientos, dijo Perkins. Cualquier adulto, sea o no que estén llamados a ser catequistas, es bienvenido a participar en cualquier locación donde se imparten cursos; esto está ya sucedien-do en inglés, español y vietnamita.
Perkins, quien es nativa del área de Dallas/Fort Worth, recibió sus títulos de licenciatura y maestría en Teología de la Universidad de Dallas y se encuentra en la actualidad completando su doctorado en Teología en la Universidad de Dayton en Ohio. Es una escritora freelance para los Servicios Noticiosos Católicos (Catholic News Service en inglés), y  tiene un blog que escribe también como freelance para Mujeres en la Nueva Evangelización (www.womeninthenewevangelization.com).
Ella y su esposo Mike tienen dos hijas adultas y un hijo.
Durante los últimos seis años Perkins sirvió como directora de Formación de la Fé para Adultos en la Parroquia de Emaús en Lakeway, donde fue testigo del beneficio constructor de comunidad de la educación adulta dentro de la parroquia. La parroquia floreció mientras los estudiantes no sólo aprendían juntos pero también compartían experiencias de fe y oraban juntos, dijo.
Las escuelas Católicas y los programas de educación religiosa parroquiales no verán cambios drásticos en los materiales y contenidos ofrecidos actualmente, sino un énfasis más intencional en una encuentro personal profundo con Jesucristo. Perkins espera ver más preparación sacramental y la construcción de una relación íntima con Jesucristo conectadas y entrelazadas.
“Uno debe guiar al otro. Si tiene un encuentro real con la persona de Jesucristo, se enamorará de su iglesia y participará en los sacramentos. Esa es, ciertamente, mi propia experiencia. Aunque yo había sido iniciada sa-cramentalmente dentro de la iglesia siendo muy joven, era un adulto ‘retornado’ al Catolicismo, antes de siquiera saber lo que esa palabra significaba,” dijo.
Dando pasos para llegar a esas metas comienza con relaciones y con gente sirviendo a otra gente, dijo Perkins. Así que la oficina se esfuerza por desarrollar fuertes y vibrantes asociaciones con ministerios catequéticos a lo largo de la diócesis, especialmente a nivel de decanatura (deanery, en inglés).
Más tarde, durante este mes, cuando la Diócesis de Beaumont lleve a cabo su Conferencia sobre la Nueva Evangelización, el personal de la Oficina de Evangelización y Catequesis asistirá. Ellos desean experimentar la conferencia como asistentes con la intención de ofrecer un evento similar para la Diócesis de Austin en el futuro, dijo Perkins.
La Oficina también 
ofrecerá un Día de los Editores para la Formación de la Fe Adulta el día 18 de mayo en el Centro Pastoral diocesano. Pastores, diáconos y directores parroquiales de educación religiosa están invitados a este escaparate de materiales y recursos Católicos, especialmente para adultos, ofrecidos en una variedad de lenguajes, por varias casas editoriales.
Dos reuniones comunitarias sobre la implementación del nuevo Plan Pastoral se han llevado a cabo en Bryan y Austin. Tres más están planeadas en abril, visite www.austindiocese.org/pastoralplan para conocer horarios y locaciones.