Dios nos ama, tiene sueños para nosotros, dice el papa

Por Cindy Wooden

Catholic News Service

Los sueños de Dios para su pueblo son los sueños de un amante para su amada; son sueños de edificar un futuro juntos que esté lleno de alegría, dijo el Papa Francisco.
“¿Alguna vez han pensado esto? ‘El Señor sueña conmigo. Él piensa en mí. Estoy en la mente y el corazón del Señor,” dijo el papa el 16 de marzo durante su Misa matutina en la capilla de la Casa Santa Marta, donde vive.
El Señor no solamente sueña con sus criaturas, dijo el papa. “Él hace planes: Vamos a construir casas, plantar viñas, comer juntos”.
Enfocándose en la primera lectura del día – un relato de Isaías sobre Dios prometién-dole a su pueblo que haría un nuevo cielo y una nueva tierra, un lugar donde siempre habría regocijo y felicidad – el papa dijo que la lectura muestra cómo “el Señor sueña. Él tiene sus sueños, sus sueños para nosotros”.
El lenguaje es marcadamente similar a cómo una pareja comprometida sueña su futuro: “Cuando estemos juntos, cuando seamos casados ...,” dijo el Papa Francisco.
Los planes de Dios, él dijo, son aquellos que “solamente un enamorado haría”.
El hecho de que Dios “esté enamorado de nosotros,” él dijo, es algo que “creo que ningún teólogo podría explicar. No se puede explicar. Uno solamente puede pensarlo, escucharlo y llorar de alegría”.
Creer en Dios, tener fe, “es hacer espacio para el amor y el poder de Dios,” él dijo. El poder de Dios no es un poder destructivo, sino “el poder de alguien que me ama, que está enamorado de mí y quiere alegrarse conmigo. Esto es fe. Esto es lo que significa creer: hacer espacio para que el Señor venga y me cambie”.
El Papa Francisco también habló sobre el amor de Dios el 15 de marzo, cuando lideró la recitación del Ángelus de mediodía con los visitantes en la Plaza de San Pedro.
Él se enfocó en el pasaje del Evangelio de Juan 3:16: “Sí, Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en él no muriera, sino que tuviera vida eterna”.
“Esta es la expresión más simple que resume el Evangelio completo, toda la fe (y) toda la teología,” dijo el papa. “Dios nos ama con un amor libre y sin límites”.
La cruz de Cristo, él dijo, es la prueba suprema del amor de Dios, un amor que abarca la misericordia que ofrece a todos.
En la lectura dominical de la Carta de San Pablo a los Efesios, el papa señaló que el apóstol le dice al pueblo que Dios “es ‘rico en misericordia’”, nunca olviden esto, él es rico en misericordia”.
“En la pasión y muerte de su hijo, él nos ha dado la comprobación de todas las comprobaciones: él vino a sufrir y morir por nosotros. ¡Tan grande es la misericordia de Dios! Él nos ama, él nos perdona. Dios perdona a todos y perdona siempre”.

Department Categorization: