El Plan Pastoral se enfoca en encontrar a Cristo

Por Kira Ciupek
Corresponsal

Después de un año de oración, reflexión y discusión, el Comité Directivo del Plan Pastoral Diocesano, el Equipo Central del Plan Pastoral y el equipo consultivo de Essential Conversations han desarrollado un documento que contiene la triple visión de “Encuentro, Ministerio y Testimonio”. El plan, el cual está diseñado para nutrir la fe de parroquianos mientras llega a Católicos inactivos y a no-Católicos, comenzará su fase de implementación en octubre.
El plan fue iniciado por el Obispo José Vásquez en 2013 para abordar los cambios demográficos en la Diócesis de Austin.
“Más gente se está mudando a nuestra diócesis cada día,” dijo el Obispo Vásquez. “La iglesia da la bienvenida a todos. De hecho, el Santo Padre está invitando a la iglesia a salir fuera de las márgenes, a la periferia, y a buscar a aquellos que son pobres o están sufriendo…También debemos ser una iglesia que evangelice y salga a difundir la Buena Nueva”.
El Padre Jim Olnhausen, quien ha sido pastor de la Parroquia de St. Margaret en Giddings desde 2003, ha visto un crecimiento lento pero cons-tante en la parroquia, la cual se asienta en la sección sudeste de la Diócesis de Austin.
“El número de familias es por mucho mayormente hispanas (mexicanas/mexico-americanas) ahora, comparadas con las de hace 10 años,” dijo.
La parroquia también ha experimentado un crecimiento en el número de parejas mayores provenientes de Houston y Austin que están comprando pedazos de tierra y se están retirando en el área de Giddings.
Con la implementación del Plan Pastoral, la Diócesis de Austin también está respondiendo al llamado del Papa Francisco a “un encuentro renovado y personal con Jesucristo”.
Charlene O’Connell, un miembro del Equipo Central del Plan Pastoral y una directora retirada de la Oficina de Educación y Formación Religiosa diocesana, dijo que una meta de la fase de implemen-tación es identificar parroquias que se encuentran invitando a personas de manera efectiva a tener encuentros transformadores con Cristo. La esperanza es que al compartir sus historias, las parroquias puedan servir como modelo unas a otras, y formen también relaciones colaborativas que fomenten nuevas y creativas aproximaciones a ministerios y al alcance de personas en la Diócesis de Austin.
“Hacemos un magnífico trabajo de muchas maneras. Este plan nos da la mejor oportunidad de contar nuestra historia sobre qué tan bien lo estamos haciendo,” dijo O’Connell.
El Padre Olnhausen dijo que la Parroquia de St. Margaret tiene estudios bíblicos y RCIA en inglés y en español y que ello fomenta el vivir en Cristo y desarrollar una relación personal y comunal con Jesús.
“Ponemos gran énfasis en la buena Liturgia y predicación para ayudar a fomentar el crecimiento en Cristo,” dijo.
La Parroquia de St. Paul Chong Hasang en Harker Heights ofrece una aproximación única a la catequesis para adultos. Al Ponce, quien se encuentra en formación para ser un diácono, dijo que la parroquia ofrece un programa cada vez más popular de catequesis para adultos durante el Adviento y la Cuaresma, el cual presenta videos del Padre Ro-bert Barron seguidos de grupos de discusión pequeños.
“Típicamente 140 personas asisten - eso es un éxito extremo,” dijo Ponce. Agregó que los logros del programa también pueden ser atribuidos a una aproximación selectiva al escoger los facilitadores de los pequeños grupos. “Buscamos personas que mostraran un hambre y deseo de hacer más,” dijo Ponce.  “¡Hombre, eso funcionó!”
Él dijo que el impacto poderoso del programa de catequesis de St. Paul Chong Hasang también puede ser vinculado a la comunicación efectiva entre el liderazgo y los parroquianos.
“Ofrecemos el programa los domingos a las 3 p.m. para el beneficio de aquellos que no pudieron atender los miércoles,” dijo Ponce. “Hemos aprendido a enviar un cuestionario corto después de cada serie para saber qué piensa la gente sobre cómo lo organizamos. Es importante saber a quién estás llegando para poder saber cómo servirles mejor”.
O’Connell dijo que la fase de implementación para el Plan Pastoral incluye el compartir recursos, conocimiento y experiencias con decanatos locales y entre parroquias a lo largo de la Diócesis de Austin.
“El plan tiene un gran respeto por la singularidad de cada parroquia,” dijo O’Connell. “El proceso de implementación provee de visión, dirección y recursos; pero cómo es implementado en una parroquia puede ser algo único. No queremos 127 parroquias que se vean iguales exactamente. Queremos pa-rroquias unidas para juntas implementar el plan, pero no necesariamente haciéndolo de la misma manera”.
Andy Dehart, administrador de la Parroquia de St. Thomas More en Austin, se encuentra buscando con interés oportunidades para colaborar. Cuando él descubrió las ideas de reducción de costos para usar el sistema de almacenamiento de datos PDS, él inmediatamente ofreció sus descubrimientos a otras pa-rroquias.
“He compartido cómo usamos el nuevo sistema de datos para resolver problemas,” dijo Dehart. “Cuando encontré la  idea de la reducción de costos para usar el sistema, lo compartí con otras parroquias. Siempre mantengo en mi mente el pensamiento ‘Si nosotros nos hemos beneficiado de esto, ¿Cómo pueden otras parroquias beneficiarse de esto?’ El colaborar nos ayuda a aumentar la comunidad más rápidamente y a fortalecernos,” agregó Dehart.
Otro elemento clave del Plan Pastoral es la visión creativa de decir la historia de fe de maneras que incorporen nuevas formas de medios y tecnología. Ponce da crédito al pastor de St. Paul Chong Hasang, el Padre Ricardo O’Rourke, por aceptar 
entusiastamente los medios modernos y las nuevas ideas.
“Trabajamos  cercanamente con él,” dijo Ponce. “Él ha sido un sacerdote por más de 50 años, y aún así él está tan abierto a lo nuevo, a las maneras innovadoras de llegar a la gente, incluyendo el uso de la nueva tecnología y los medios”.
O’Connell sugiere que el plan sea, primero, implementado a un nivel individual. Los Parroquianos son invitados a hacerse a si mismos la pregunta, “¿Cómo estoy encontrando a Cristo en mi propia vida, y cómo lo estoy compartiendo con otros?
“Tienen que ver que la diócesis les da la bienvenida a la vida activa en la iglesia,” dijo O’Connell. “No es necesariamente que el plan sea individualista. Pero comienza con una persona preguntando, ‘¿Puedo ver mi rostro en este plan?’ Una vez que nos veamos a nosotros mismos en el plan, entonces encontraremos maneras para activamente convertirnos en parte de una comunidad de fe”.
El Plan Pastoral será formalmente presentado a los sacerdotes diocesanos en la Convocación Sacerdotal de Octubre. El plan será entonces compartido con todas las pa-rroquias el 12 de octubre en la Catedral de St. Mary en Austin.
Aquellos interesados en enviar ideas o hacer comen-tarios durante la fase de implementación del Plan Pastoral, pueden enviar un correo electrónico a pastoralplan-info@austindiocese.org o llamar al (512) 949-2400.