Los números reflejan las bendiciones de la diócesis

Por Mary Beth Koenig
Director Financiero

Gracias por su fe y su continua generosidad hacia la Diócesis de Austin. Nuestra habilidad para llevar a cabo la misión de Cristo en el Centro de Texas depende de su apoyo. Este reporte anual provee de un resumen de los resultados financieros de nuestras actividades y ministerios.
Las declaraciones financieras que lo acompañan son aquellas de la Oficina Admi-nistrativa Central (CAO por sus siglas en inglés) de la Diócesis de Austin. La CAO provee de programas y servicios a parroquias, escuelas y otras organizaciones Católicas en el Centro de Texas. Las acompañantes declaraciones financieras han sido extraídas de las declaraciones financieras auditadas de la CAO. Las declaraciones financieras no incluyen a las parroquias, misiones, escuelas y otras actividades diocesanas. Las declaraciones financieras de las parroquias pueden ser encontradas en la página 16 de este inserto.
Las actividades de la CAO incluyen las operaciones generales para el sostenimiento de programas parroquiales y diocesanos, programas de seguro centralizados para la propiedad/responsabilidad/compensación de los trabajadores y seguro médico para todas las parroquias e instalaciones escolares y empleados, un programa de inversiones y préstamos diocesano centralizado (DIAL por sus siglas en inglés) para parroquias y escuelas y el manejo de inversiones diocesanas.
Como una entidad que provee programas y servicios a parroquias y escuelas dentro de la diócesis, la CAO gene-ralmente opera en una base de equilibrio. Para los años fiscales que concluyeron el 30 de Junio de 2016 y 2015, los ingresos fueron mayores que los gastos y los activos netos aumentaron. 
Los ingresos totales aumentaron en 2016, primariamente debido a la ganancia obtenida por la venta de tierra, llevada a cabo por la diócesis, combinada con aumentos en el Llamado Para Los Servicios Católicos, ingresos por inversiones y primas de seguros. Una parcela de tierra que pertenecía a la diócesis para un futuro desarrollo fue vendida puesto que el sitio se determinó inutilizable para ministerios. Los incrementos en el Llamado Para Los Servicios Católicos coinciden con incrementos en la población general y en el número de Católicos en la diócesis. Los incrementos en el ingreso por inversión se debieron principalmente a una mayor cartera de inversiones y a un mayor rendimiento en los amplios mercados financieros. Las primas de seguros incrementaron primariamente debido a los incrementos en el valor de propiedades aseguradas en parroquias y escuelas relacionadas a la construcción y al incremento de valores evaluados de las propiedades. Adicionalmente, el número de empleados y dependientes cubiertos por el plan grupal de seguro médico continúa creciendo. Estos incrementos en beneficios fueron, en algo compensados por una disminución de contribuciones y legados. En 2015, un significante regalo en forma de propiedad fue recibido y está siendo usado en varios ministerios. Los ingresos en otras cate-gorías fueron constantes.
Los gastos totales incrementaron en el 2016, en gran parte debido al incremento en los costos totales en los programas de seguro centrali-zados, y a regalos y subsidios proveídos a parroquias y escuelas dentro de la diócesis. Los costos generales de seguro aumentaron debido a unas 
cuantas reclamaciones grandes en ambos programas y aumentó los costos en los programas. Propiedades adicionales y valores incrementados de propiedades en el programa de propiedades y empleados adicionales y dependientes en el programa de salud contribu-yeron a los incrementos. Una donación de $1.5 millones fue hecha a la Preparatoria Católica San Juan Diego en 2016 para la construcción de un nuevo edificio escolar. Adicionalmente, muchas parroquias y escuelas fueron asistidas en 2016 con menores subsidios hacia la construcción de nuevos edificios y ministerios. Los gastos en otras categorías se mantuvieron generalmente constantes.
En la Diócesis de Austin continuamos siendo bendecidos con niveles incrementales de donaciones en las parroquias. Las colectas de domingo y del Día Santo en las parro-quias de nuestras diócesis continúan aumentando y los fondos recolectados para las campañas de construcción se mantienen constantes. Estos ingresos se correlacionan con la población Católica creciente en el Centro de Texas. Muchas parroquias están construyendo y expandiendo sus instalaciones para cumplir con las cre-cientes demandas de servicios y ministerios. La generosidad de Católicos en nuestra diócesis al responder a esas demandas es verdaderamente destacable. Mientras miramos hacia el futuro, estamos trabajando para cubrir las necesidades de nuestra creciente diócesis. Estamos implementando el Plan Pastoral que fue lanzado en 2015, “Encuentro que Lleva a la Transformación”. Las parro-quias y escuelas que están experimentando un crecimiento más significativo dentro de la diócesis son aquellas sirviendo a la población hispana inmigrante. Debido a los cambios urbanos y demográficos de la ciudad de Austin, parroquias pequeñas que antes servían a pequeñas comunidades en las afueras de la ciudad están ahora sirviendo a poblaciones grandes de inmigrantes. Se necesitan fondos para comprar más grandes parcelas de tierra y/o reubicar parroquias a tierra existente sin desarro-llar propiedad de la diócesis y construir iglesias más grandes y edificios para servir a estas grandes comunidades Católicas. También hemos lanzado un programa para proveer de asistencia para la colegiatura para familias que deseen enviar a sus hijos a nuestras escuelas Católicas. Nuestra meta es ayudar a que cada familia que desee enviar a su hijo a una escuela Católica obtenga la ayuda financiera necesitada que les permita hacerlo. Muchos recién llegados continúan mudándose al Centro de Texas desde todo el país para retirarse y también para trabajar y criar a sus familias. Mientras que todas estas tendencias son positivas y reflejan la vibrante y creciente población Católica en la diócesis, ellas representan retos financieros. Continuaremos necesitando su apoyo financiero para cubrir las necesidades de nuestra creciente diócesis.
Esta reporte financiero anual es una manera en la que la diócesis reporta los resultados financieros de sus actividades y ministerios. La responsabilidad es una parte importante de nuestras actividades de 
corresponsabilidad. Cada año, la diócesis se sujeta a si misma al escrutinio de un auditor independiente. Las declaraciones financieras auditadas se encuentran disponibles en www.austindiocese.org. Los líderes de la diócesis han establecido reuniones y regularmente se reúnen en conferencia con el Consejo Financiero diocesano. El consejo, cuya existencia es requerida por ley canónica, se enfoca en políticas financieras, procedimientos y actividades de la iglesia en el Centro de Texas. Los miembros actua-les del Consejo Financiero también están enlistados en el sitio web.
Mientras que nuestra diócesis continúa creciendo, permanecemos agradecidos por nuestras muchas bendiciones. Al mismo tiempo de que estas bendiciones presentan un reto financiero, permane-cemos esperanzados en que la generosidad de los Católicos continuará proveyendo para dichas necesidades. Estamos agradecidos por su apoyo financiero. Su sacrificio al donar nos permite cubrir las necesidades de nuestra población creciente. Que Dios le bendiga por sus donaciones para expandir la Iglesia Católica y sus ministerios en el Centro de Texas.
Esta columna se refiere al Reporte Financiero de Servicios Pastorales a http://www.austindiocese.org/sites/default/files/Fiscal%20Year%202016%20CAO%20Audited%20Financial%20Statements.pdf