El Plan Pastoral da fruto en parroquias locales

Por Kira Ciupek
Corresponsal

¿Qué pasa cuando el Plan Pastoral de la Diócesis de Austin llega a las manos de un sacerdote energético y un emocionado consejo pastoral ansioso por transformar su parroquia a través de las oportunidades de experimentar un “encuentro con Cristo”? El resultado es un mapa de seis años con tangibles resultados, desarrollado en el 2015 por el Padre John Kim y los 12 miembros del Consejo Pastoral en la Parroquia de Christ the King en Belton.
El Padre Kim y el consejo abordaron más de 10 metas e iniciativas presentadas en el Plan Pastoral, adaptándolas a las necesidades y a los datos demográficos de su parroquia. El plan resultante está basado en una visión para el crecimiento futuro de Christ the King, la cual se encuentra localizada en el Condado Bell que se desarrolla rápidamente, y el cual es el 16to. más grande condado de Texas, de acuerdo a las estadísticas del gobierno del Condado de Bell, que es, además, la sede de Fort Hood que alberga a más de 50,000 tropas.
Iniciado por el Obispo José Vásquez en 2013 junto con un Equipo Central y el equipo consultivo de Essential Conversations, la primera meta del Plan Pastoral diocesano es “desarrollar una estrategia de formación espiritual que fomenten el encuentro por medio del despertar de la fe, el involucramiento del corazón y la transformación de los creyentes”. Lograr esta meta para Christ the King ha incluido una estrategia de implementación  de “un programa coherente de formación,” el cual enfatiza “el encuentro personal con Jesucristo en nuestra vida diaria mundana”. El resultado de sus esfuerzos estratégicos ha sido el crecimiento de un nuevo Rito de Iniciación Cristiana para Adultos (RCIA por sus siglas en inglés), programas de formación exitosos para jóvenes y adultos basados en el programa de Ascension Press, y un nuevo énfasis en los Retiros ACTS.
El Padre Kim y Christ the King en Belton han puesto su propio giro en otra iniciativa del Plan Pastoral, “la Formación Espiritual de los Fieles,” al subrayar la oración como la llave de la transformación personal. El Plan de la Parroquia de Christ the King ha designado el año 2017 como “el año de la oración,” y se enfoca en los “Primeros Viernes” durante los cuales se anima a las familias a orar juntos en sus hogares, basándose en oraciones sugeridas impresas en los boletines semanales. Adicional-mente, durante la Cuaresma, Christ the King está ofreciendo oportunidades para formar pequeños grupos de oración, mientras anima a individuos a profundizar en su vida de oración personal con recursos distribuidos vía correo electrónico a sus parroquianos.
Entre los tangibles resultados del Plan Parroquial se encuentra el haber alcanzado su meta de “asegurar la estabilidad financiera” pagando la deuda del edificio de $1.3 millones. El préstamos a 20 años fue pagado cuatro años antes de lo anticipado, y una fiesta de “Celebración Libre de Deuda” de toda la pa-rroquia se llevó a cabo en 2015, con la participación de cerca de 400 parroquianos de Christ the King.
“Nunca es demasiado tarde para incorporar el Plan Pastoral en su parroquia,” dijo Charlene O’Connell, miembro del Equipo Central del Plan Pastoral. “En cualquier momento una parroquia puede estudiar el plan, implementarlo y evaluar sus resultados”.
El Padre Misionero de St. Paul, Basil Aguzie, pastor de la Parroquia Holy Cross en Austin, decidió evaluar su Renovación de Advien-to anual, llevada a cabo en diciembre de 2016 usando el Plan Pastoral como mode-lo. Lo hizo usando tres de las metas del Plan Pastoral: la Formación Espiritual de los Fieles, el Desarrollar una Cultura de Ministro Colaborativo y Fortalecen el Alcance. “La renovación de la fe es nuestra meta principal, para que la mayoría posible tenga un encuentro con Cristo de una manera especial,” dijo el Padre Aguzie.
Johnnie Dorsey, un miembro de la Parroquia Holy Cross desde 1976, dijo que la Renovación de Adviento, “nos prepara para el advenimiento de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo. Nos une como una comunidad para dar culto más allá del culto del domingo. Además de unirnos como una familia, realza nuestra espiri-tualidad. Todos periódicamente necesitamos recargar nuestras baterías en lo concerniente a nuestra fe”.
Las metas de Ministerio Colaborativo para el evento, el cual ha sido un evento anual por más de 20 años, fueron alcanzadas por medio de la colaboración alentadora de varios ministerios de la iglesia.
“Enviamos comunicaciones a todos los ministerios de la iglesia pidiéndoles coordinar comida y bebida para cada noche de la Renovación,” dijo el Padre Aguzie. “Esto fomenta y construye unidad entre los ministerios mientras que proveen de alimentos para los asistentes. Esto también crea una relación de trabajo entre los ministerios”.
El evento de tres días 
llevado a cabo en 2016 presentó al Padre Anthony Bozeman de la Arquidiócesis de Nueva Orleans y atrajo a 125 parroquianos cada noche. En retrospectiva, el Padre Aguzie dijo que el evento cumplió con las metas del Plan Pastoral de enseñar a la gente cómo orar, inspirando gente a participar en los sacramentos, y educando familias sobre su papel como Iglesia Doméstica.
“Cuando miras a las familias involucradas, siento ese lazo, cómo las familias se unieron,” dijo Dorsey, quien ha servido como el director diocesano de la Oficina de Católicos Negros desde 1987.
“En la noche final tenemos un servicio de sanación. Si alguien siente que tiene una necesidad física o espiritual, se les pide que pasen al frente. Generalmente, la mayoría de la parroquia pasa al frente y entonces, el Padre Aguzie y el evangelista invitado oran por ellos. El encuentro cambia a la gente. Abre la puerta a la sanación”.
Para mayor información sobre el Plan Pastoral, visite www.austindioceseplan.org.