Dell Seton es el nuevo hospital Católico de Austin

DELL SETON Medical Center en la Universidad de Texas en Austin, abrió sus puertas en Mayo. El hospital Católico es propiedad de Seton Healthcare Family quien también lo opera. (Foto cortesía de Seton)

Por Carla L. Smith
Corresponsal

El Centro Médico Dell Seton de la Universidad de Texas, una instalación moderna, es el nuevo hospital de Austin y reemplaza al Centro Médico Brackenridge el cual sirvió a la región por más de 133 años.
Dell Seton es propiedad de Seton Healthcare Family quien también está a cargo de sus operaciones. Seton Healthcare Family es parte de Ascension, el sistema sin fines de lucro más largo del cuidado de la salud en los Estados Unidos y el más largo sistema Católico del cuidado de la salud en el mundo. Aunque reemplaza al hospital de propiedad pública Brackenridge, años de planeamiento aseguraron una suave transición tanto de la gente como de los servicios.
“Primero que nada trabajamos adelantadamente por años para asegurarnos de que todos los involucrados claramente entendieran el proceso,” dijo David Shackelford, Gerente de Proyectos de Lead Capitalization. “Mientras que se acercaba la mudanza, incluso usamos escenarios complejos pero divertidos de ‘un día en la vida’ para asegurarnos de que nada fuera pasado por alto”. El ser una entidad Católica también significó la necesidad de abordar la doctrina con los doctores. “Fuimos muy cuidadosos en asegurarnos de que sigamos todas las Directivas Éticas y Religiosas y la responsabilidad social de los servicios del cuidado de la salud Católicos,” dijo el Presidente de Dell Seton Christiann Vásquez. “Nuestra hermosa nueva capilla puede ahora ofrecer una Misa completa, tenemos un robusto programa de capellanes e involucramos y comprometemos a familias en todos los niveles del cuidado”.
Todo esto es hecho a través de una asociación distintiva entre Seton, la Universidad de Texas y Central Health, el cual es el distrito del cuidado de la salud del Condado Travis. El hospital se encuentra en terreno propiedad de la Universidad de Texas el cual es rentado a Central Health, quien a su vez lo sub-arrenda a Seton. Dell Seton es un lugar de entrenamiento para estu-
diantes y residentes de la Escuela de Medicina de la Universidad de Texas. La universidad ayuda con proporcionar el personal médico, y el hospital respalda a algunos de los residentes en entrenamiento, haciéndola lo que muchos creen que es la única escuela de medicina cuyo principal hospital de enseñanza es Católico.
Es nuevo, es diferente y hasta ahora está funcionando, dijo Vásquez.
“A veces, en el cuidado de la salud, tratamos de hacer cosas en solitario,” dijo. “Con tres entidades involucradas en esta nueva instalación, estamos ofreciendo una comunidad de cuidado por medio de una colaboración única que transformará la provisión del cuidado en el Centro de Texas”.
La reunión de fondos para las ins-talaciones también fue un esfuerzo en conjunto. Seton invirtió $260 
millones para el diseño y la construcción y también lideró una campaña de recolección de fondos de $50 mi-llones. Además, la Michael and Susan Dell Foundation contribuyó con $25 millones. No se usó dinero de los impuestos para solventar nada del proyecto de $310 millones, algo de lo que, afirma Vásquez, el equipo está muy orgulloso y por lo que está agradecido.
Mudar un hospital entero no es algo fácil, pero años de planeación y comunicación resultaron en una monumental, y aún así, suave transición que involucró al personal, pacien-tes y equipo médico. Los retos logísticos fueron abordados con ensayos con meses de anticipación, educación y programas de entrenamiento, y una mentalidad de “pensar por adelantado”.
“La mudanza consistió de una serie de eventos altamente coordinados que incluyeron ejercicios de orientación para los empleados, la transpor-tación de todos los pacientes en ambulancias usando un radio de 1:1 enfermera(o)/paciente, y el trabajar con la ciudad de Austin para cerrar calles,” dijo Shackelford.
Dell Seton alberga 211 camas pero se puede expandir hasta 350 camas y siguiendo las tendencias de Austin, su tecnología es de primera.
Alguna tecnología, tal como “Vital Link,” que permite que los signos vitales de un paciente sean transmitidos directamente a sus récords médicos sin necesidad de trans-cribirlos, fue implementada en Brackenridge como una forma de entrenamiento para el personal antes de la mudanza.
Dell Seton es también el único centro de trauma de Nivel 1 en el Centro de Texas, una designación que muy pocos hospitales alcanzan. Los cuartos de trauma son significativamente más grandes y mejores; cuenta también con un elemento de diseño para la atención en caso de un evento con una cantidad masiva de pacientes, y un área subte-rránea también está disponible en caso de desastre.
Además, las habitaciones de los pacientes fueron creadas usando un método de “lean design”, lo que significa que todo en ellos se encuentra estandarizado y en el mismo lugar.
“La retroalimentación más común que hemos obtenido es que todos aman el nuevo espacio. No sólo por que brilla de nuevo, pero también por que fue diseñado con un nivel de eficiencia que permite a los cuidadores de la salud pasar menos tiempo haciendo funcionar las cosas y pasar más tiempo con los pacientes,” dijo Shackelford.
Aunque extremadamente orgullosos de su nueva estructura, los oficiales del hospital también dedican tiempo a mantener a la gente saludable y fuera de hospitales. El cuidado preventivo es evidente en sus Complex Care Clinics que proveen de médicos, información nutricional y cuidado de trabajo social, así como maneras para incrementar la calidad de vida y la longevidad de aquellos que reciben cuidados.
Otra manera en la que Dell Seton está abordando las necesidades de la comunidad, específicamente de aquellos en la comunidad Católica, es trabajando con la Diócesis de Austin. Líderes del hospital se han reunido con la superintendente de las Escuelas Católicas para discutir el mantener a los estudiantes saludables, asistiendo con el entrenamiento de enfermeras(os) escolares y otros asuntos relacionados con la salud.
“Este es otro importante componente del alcance de nuestros cuidados,” dijo Vásquez. “Todos queremos que los jóvenes permanezcan en la escuela y estén sanos, así que nuestra meta es trabajar juntos en el bienestar y en el vivir saludable desde temprana edad”.
Los pacientes de bajos recursos y sin seguro médico del área también tienen un lugar en Dell Seton, mientras que Central Health observa que sus necesidades hospitalarias sean cubiertas, algo que la doctrina Católica fomenta y afirma.
El objetivo del nuevo hospital de una transición sin problemas se ha completado. Ahora su objetivo de obtener una comunidad saludable y un cuidado de calidad de los pacientes es su misión.
“Nuestro enfoque es la gente,” dijo Shackelford. “Las personas son nuestros huéspedes mientras están aquí, y queremos asegurarnos de que estén confortables durante su estadía, y de que estén saludables cuando se vayan”.