Mensaje pastoral sobre el miércoles de ceniza, condiciones climáticas peligrosas y una dispensación del ayuno y la abstinencia